La Sentencia de Tutela 458/22 de la Corte Constitucional de Colombia es un hito relevante en la protección de los derechos laborales de las mujeres gestantes. Esta sentencia amplía el fuero de maternidad, extendiendo su protección al periodo de prueba, lo cual refuerza el compromiso del sistema judicial con la estabilidad laboral reforzada para las trabajadoras en estado de embarazo.

Implicaciones de la Sentencia

  1. Protección desde el Periodo de Prueba:
    • La protección al fuero de maternidad inicia desde el periodo de prueba, asegurando que las trabajadoras gestantes no sean despedidas injustamente durante esta etapa inicial de la relación laboral.
    • Esto implica que, si una trabajadora se encuentra embarazada durante el periodo de prueba, el empleador debe obtener autorización del inspector de trabajo para proceder con el despido, fundamentando razones objetivas que demuestren la falta de idoneidad para el cargo.
  2. Justificación del Despido:
    • Si el empleador considera que la trabajadora no cumple con las expectativas del cargo, deberá presentar razones objetivas y verificables que justifiquen esta percepción.
    • La autorización del inspector de trabajo es necesaria para proceder con el despido, garantizando así que no haya discriminación por motivos de embarazo.

Normativa sobre el Periodo de Prueba

  1. Contratos a Término Fijo:
    • Para contratos con duración inferior a un año, el periodo de prueba no puede exceder la quinta parte del término inicialmente pactado.
    • Ejemplo: Para un contrato de seis meses, el periodo de prueba máximo será de 36 días calendario (1/5 de 180 días).
  2. Contratos a Término Indefinido:
    • El periodo de prueba no puede exceder de dos meses.
    • Este periodo debe ser pactado por escrito al inicio de la relación laboral.

Consideraciones Finales

La extensión del fuero de maternidad al periodo de prueba es una medida que busca fortalecer la protección de las trabajadoras gestantes, evitando que sean discriminadas durante una fase crucial de su relación laboral. Los empleadores deben estar atentos a estas disposiciones y asegurarse de cumplir con los requisitos legales para evitar posibles sanciones y asegurar un entorno laboral justo y equitativo.

Para cualquier caso específico, es fundamental revisar la normativa vigente y considerar la asesoría legal pertinente para garantizar el cumplimiento de estas disposiciones y proteger adecuadamente los derechos de las trabajadoras.